Dios es Paciente y Perdona | Lucas 15: 11-24

David Kloos - Sunday, July 7th 2019 - Luke 15:11-24


Salmo 33:12 Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor,…

  • Cada persona aquí y en todos nuestros templos y los que están escuchando mi voz, necesitan saber realmente esto.
  • Dios es paciente contigo y conmigo, ¡y Dios nos perdona!

Romanos 8:1-2 Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús, pues por medio de él la ley del Espíritu de vida me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte.

  • Sabremos cómo es Dios cuando busquemos y recibamos su perdón continuamente.

Lucas 15:11-13 Un hombre tenía dos hijos —continuó Jesús—. 12 El menor de ellos le dijo a su padre: “Papá, dame lo que me toca de la herencia”. Así que el padre repartió sus bienes entre los dos. 13 Poco después el hijo menor juntó todo lo que tenía y se fue a un país lejano; allí vivió desenfrenadamente y derrochó su herencia.

Mateo 7:9-11 ¿Quién de ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra? 10 ¿O si le pide un pescado, le da una serpiente? 11 Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!

Santiago 1:14 Todo lo contrario, cada uno es tentado cuando sus propios malos deseos lo arrastran y seducen. 15 Luego, cuando el deseo ha concebido, engendra el pecado; y el pecado, una vez que ha sido consumado, da a luz la muerte.

 Lucas 15:14»Cuando ya lo había gastado todo, sobrevino una gran escasez en la región, y él comenzó a pasar necesidad.

  • Dios permite que las consecuencias como resultado de nuestros pecados para nos guíen de regreso a Él.

2 Pedro 3:9 El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca, sino que todos se arrepientan.

Lucas 15:15-16 Así que (el mismo) fue y consiguió empleo con un ciudadano de aquel país, quien lo mandó a sus campos a cuidar cerdos. 16 Tanta hambre tenía que hubiera querido llenarse el estómago con la comida que daban a los cerdos, pero aun así nadie le daba nada.

  • Confiar en nosotros mismos siempre nos robará lo mejor de Dios para nuestras vidas.

Lucas 15:17-18 Por fin recapacitó y se dijo: “¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen comida de sobra, y yo aquí me muero de hambre! 18 Tengo que volver a mi padre y decirle: Papá, he pecado contra el cielo y contra ti.

1 Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiely justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.

Lucas 15:19 Ya no merezco que se me llame tu hijo; trátame como si fuera uno de tus jornaleros”.

  • Sabremos cómo es Dios cuando nos veamos a nosotros mismos como nos ve Dios

Colosenses 3:13 de modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes.

Lucas 15:20-24 Así que emprendió el viaje y se fue a su padre. »Todavía estaba lejos cuando su padre lo vio y se compadeció de él; salió corriendo a su encuentro, lo abrazó y lo besó. 21 El joven le dijo: “Papá, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no merezco que se me llame tu hijo”. 22 Pero el padre ordenó a sus siervos: “¡Pronto! Traigan la mejor ropa para vestirlo. Pónganle también un anillo en el dedo y sandalias en los pies. 23 Traigan el ternero más gordo y mátenlo para celebrar un banquete. 24 Porque este hijo mío estaba muerto, pero ahora ha vuelto a la vida; se había perdido, pero ya lo hemos encontrado”. Así que empezaron a hacer fiesta.

  • C.S. Lewis: "Ser Cristiano significa perdonar lo inexcusable, porque Dios ha perdonado lo inexcusable en ti".

1 Corintios 11:28 Así que cada uno debe examinarse a sí mismo antes de comer el pan y beber de la copa.

Mateo 26:26-29 Mientras comían, Jesús tomó pan y lo bendijo. Luego lo partió y se lo dio a sus discípulos, diciéndoles: —Tomen y coman; esto es mi cuerpo. 27 Después tomó la copa, dio gracias, y se la ofreció diciéndoles: —Beban de ella todos ustedes. 28 Esto es mi sangre del pacto, que es derramada por muchos para el perdón de pecados. 29 Les digo que no beberé de este fruto de la vid desde ahora en adelante, hasta el día en que beba con ustedes el vino nuevo en el reino de mi Padre.

Todas las referencias bíblicas son de la Nueva Versión Internacional (NVI) a menos que se indique lo contrario. NLT = Nueva Versión Internacional.